Podcasts de historia

¿Los exploradores de Ecuador han encontrado la "Ciudad Perdida de los Gigantes"?

¿Los exploradores de Ecuador han encontrado la

El año pasado, un equipo de exploradores e investigadores descubrió lo que creían que era un antiguo complejo piramidal en un área remota de la selva amazónica ecuatoriana, una zona desconocida para el público en general a nivel internacional o incluso dentro del país. Bruce Fenton, autor e investigador, ha completado un análisis de los hallazgos y cree que el complejo puede ser la "Ciudad Perdida de los Gigantes".

En el sitio descubierto hay una estructura piramidal extremadamente grande de aproximadamente 80 metros cuadrados de base y 80 metros de altura, con paredes muy inclinadas. Esta estructura está formada por grandes bloques de piedra tallada de forma irregular, cada uno calculado actualmente en aproximadamente 2 toneladas de peso; muchos cientos de estos bloques forman las paredes del edificio.

La parte superior parece ser un área plana que se sospecha que fue una plataforma utilizada por los sacerdotes en ceremonias o posiblemente en sacrificios. Esparcidos por la zona hay una gran cantidad de artefactos de piedra y cerámica. Muchos de estos objetos parecen ser herramientas de piedra que podrían haber sido utilizadas en la minería o en la refinación de algún tipo de mineral metálico. El estilo de las construcciones y los objetos encontrados sugieren una cultura preinca desconocida. Sin embargo, se necesita más investigación para establecer los hechos, que Fenton y un equipo planean llevar a cabo en un futuro próximo.

Entre estas herramientas se encuentran algunas que serían extremadamente difíciles de usar para un ser humano de tamaño normal en cualquier forma práctica, lo que ha llevado a Fenton a sospechar que esta es una de las legendarias ciudades perdidas de los gigantes, bien conocida en las leyendas ecuatorianas locales sobre el Zona amazónica. Estos lugares generan un gran temor entre los miembros de las tribus de la jungla de hoy, ya que se cree que están protegidos por guardianes espirituales o por seres que no son de este mundo.

Las leyendas locales pertenecen a humanos gigantes que vivieron en ciudades que se han olvidado en las páginas de la historia. De hecho, se han encontrado huesos de personas gigantes en cuevas en el área, así como en otras partes de Ecuador. Se decía que esta región en particular era un gran lugar de encuentro de las tribus, de hecho, tribus de lugares tan lejanos como Brasil viajaron a este lugar debido a creencias sobre su importancia desde hace mucho tiempo y su fuerte vibración energética.

Hasta ahora, el equipo ha identificado varias colinas grandes cerca de la estructura piramidal validada, cada una de ellas del mismo tamaño que la supuesta pirámide. Es posible que cada una de estas colinas sea una pirámide aún por descubrir. Esto daría lugar a una ciudad y un complejo piramidal de tamaño muy significativo.

Un equipo internacional de expertos en antiguos sitios megalíticos y tecnologías piramidales está planificando más expediciones al sitio para ubicarlo con precisión en un mapa y producir un documental de una hora para registrar las sorprendentes características de este intrigante sitio.

Para más información: http://earth4all.net/lost-ancient-city-of-giants-discovered-in-ecuadorian-jungle/


    Desarrollo en la & # 8216 Ciudad Perdida de los Gigantes & # 8217 en Ecuador

    En 2012, un equipo de exploradores e investigadores descubrió lo que creían que era un antiguo complejo piramidal en un área remota de la selva amazónica ecuatoriana, una zona desconocida para el público en general a nivel internacional o incluso dentro del país. Bruce Fenton, autor e investigador, cree que el complejo puede ser la & # 8216Lost City of the Giants & # 8217, llamada así por las grandes herramientas gigantes que se encontraron en las cercanías, así como las leyendas locales que hablan de una raza. de humanos gigantes que alguna vez habitaron la región.

    En el sitio descubierto hay una estructura piramidal extremadamente grande de aproximadamente 80 metros cuadrados de base y 80 metros de altura, con paredes muy inclinadas. Esta estructura está formada por cientos de grandes bloques de piedra, con un peso aproximado de 2 toneladas. La gran colina tiene un área plana en la parte superior donde se han encontrado muchos artefactos. & # 8220 Parece un muro pavimentado, una antigua calle o plaza con un ángulo de 60 grados, quizás el techo de una estructura más grande. Muchas de las piedras estaban perfectamente alineadas, tenían bordes afilados y parecían haber sido esculpidas por manos humanas ”, dijo Duverneuil, quien realizó una expedición al sitio en abril y mayo de 2013.

    Entre los bloques hay una sustancia adherente dura como cemento u hormigón, o algún tipo de material vitrificado. Dispersos por la zona hay una gran cantidad de artefactos de piedra y cerámica. Muchos de estos objetos parecen ser herramientas de piedra, algunas de las cuales son extremadamente grandes y pesadas y habrían resultado difíciles de usar para cualquier ser humano de tamaño normal en la práctica.

    El tamaño de las herramientas ha llevado a Fenton a sospechar que esta es una de las legendarias ciudades perdidas de los gigantes, bien conocida en las leyendas ecuatorianas locales sobre la zona amazónica. Tales lugares generan un gran temor entre los miembros de los habitantes indígenas de Ecuador, ya que se cree que están protegidos por espíritus guardianes o por seres que no son de este mundo. Las leyendas locales pertenecen a humanos gigantes que vivieron en ciudades que se han olvidado en las páginas de la historia. De hecho, se han encontrado huesos de personas gigantes en cuevas en el área, así como en otras partes de Ecuador.

    El gobierno de Ecuador fue informado del descubrimiento y, posteriormente, en 2013, se organizó una expedición a través del Ministerio de Cultura, que incluyó a la Policía del Ministerio, arqueólogos e investigadores. Lamentablemente, pero quizás como era de esperar, el equipo del gobierno concluyó que el sitio era una formación natural y no hecha por el hombre, descartando cualquier excavación financiada por el gobierno o la preservación del sitio.

    Fenton y sus colegas cuestionan su conclusión de que el sitio es una formación natural, señalando los bloques rectangulares, el material de unión entre las piedras, la precisión del trabajo de la piedra y el descubrimiento de las herramientas de piedra, así como una serie de piedras grandes con los agujeros circulares cortan justo por el medio.

    "No puede haber ninguna duda ahora de que lo que tenemos aquí son los restos de la habitación humana de una era muy antigua", escribió Fenton en su sitio web Earth4all. "Lo que tenemos que hacer ahora es que los expertos pertinentes analicen, fechen y examinen las muestras". Fenton y sus colegas también esperan establecer un museo en la aldea local más cercana donde los artefactos puedan guardarse de manera segura y mostrarse a los investigadores y al público. Con este objetivo, buscan ayuda para recaudar fondos para el museo y para futuras investigaciones y exploraciones.

    Reeditado con permiso de Ancient Origins. Lea el original.


    ¿Los exploradores de Ecuador han encontrado & # 8216Lost City of Giants '?

    Diez descubrimientos arqueológicos más asombrosos de 2013

    Este año ha visto algunos descubrimientos increíbles en el campo de la arqueología & # 8211 desde mitos antiguos probados como verdaderos, hasta evidencia de tecnología antigua y hallazgos que han resuelto misterios perdurables, como la muerte de Tutankamón. A continuación presentamos los que creemos que son los diez principales descubrimientos arqueológicos de 2013, excluyendo los relacionados con el origen humano que se darán a conocer mañana.

    10. Restos completos de un carro de 2.500 años y dos caballos encontrados en Bulgaria

    Los arqueólogos descubrieron los increíbles restos de un carruaje tracio completo y dos caballos que parecen haber sido enterrados en posición vertical. Los caballos y el carruaje fueron encontrados en una tumba tracia junto con otros artefactos en el pueblo de Svestari en el noreste de Bulgaria. El carruaje, completo con dos ruedas, asiento y maletero, tiene una antigüedad de 2.500 años y se cree que perteneció a la nobleza tracia, a juzgar por los bienes importados que se encuentran en las tumbas cercanas. Lamentablemente, parece que el carro se colocó en un agujero estrecho con un lado inclinado para permitir que los caballos, decorados con elaborados arneses, lo llevaran a su lugar de descanso final, después de lo cual fueron asesinados. Los expertos llegaron a esta conclusión después de notar que los caballos todavía estaban sujetos a sus arneses y al carruaje. Los tracios eran un grupo de tribus indoeuropeas que habitaban una gran área en el centro y sureste de Europa y eran conocidos por ser feroces guerreros y criadores de caballos que establecieron un poderoso reino en el siglo V a. C.

    9. Los arqueólogos descubren a los guardianes de las & # 8216Gates of Hell & # 8217

    En marzo de este año, un grupo de arqueólogos en Turquía hizo un descubrimiento espectacular & # 8211 el & # 8216Gate to Hell & # 8217, también conocido como Plutón & # 8217s Gate, que era conocido en la mitología y tradición grecorromana como el portal a El inframundo. Ahora los arqueólogos han recuperado dos estatuas de mármol únicas que actuaron como guardianes de una cueva mortal. Uno representa una serpiente, un claro símbolo del inframundo, el otro muestra a Kerberos, o Cerberus, el perro guardián de tres cabezas del infierno en la mitología griega. La & # 8216Gate to Hell & # 8217 que marcaba la entrada a una cueva en la antigua ciudad frigia de Hierápolis estaba, según relatos antiguos, & # 8220 llena de un vapor tan brumoso y denso que apenas se puede ver el suelo. Cualquier animal que pase al interior se encuentra con la muerte instantánea, & # 8221 escribió el geógrafo griego Estrabón (64 a. C. y # 8211 24 d. C.). Según Francesco D'Andria, profesor de arqueología clásica, quien dirigió el equipo que hizo el descubrimiento en marzo, estas descripciones eran precisas. D & # 8217Andria arrojó algunos gorriones a la cueva y ellos & # 8220 inmediatamente dieron su último aliento y cayeron & # 8221. La cueva fue descrita en fuentes históricas como llena de vapores mefíticos letales y esto parece ser cierto. No es de extrañar que la cueva tuviera guardianes para advertir a los visitantes desprevenidos.

    8. Escritos filosóficos antiguos que se encuentran ocultos debajo del texto medieval

    Un grupo de científicos e historiadores hizo un descubrimiento increíble relacionado con algunos escritos realizados en pergaminos que se produjeron en la época medieval. Usando tecnología de punta, los investigadores encontraron que el pergamino alguna vez había contenido escritos filosóficos antiguos que luego habían sido borrados y sobrescritos. Utilizando imágenes multiespectrales, los científicos pudieron recuperar el texto original, arrojando nueva luz sobre la historia de la educación filosófica en la antigüedad tardía. La capa superior de texto data del siglo XIII y comprende los libros proféticos del Antiguo Testamento griego. Sin embargo, a través de un sorprendente golpe de suerte, se descubrió que debajo de este texto había originalmente algunos escritos del conocido escritor griego antiguo Eurípides y un comentario antiguo desconocido sobre Aristóteles, que se remonta al siglo quinto. & # 8220El descubrimiento de este trabajo es de un valor inestimable para la historia de la educación filosófica en la antigüedad tardía & # 8221, dijo el descubridor del manuscrito, la Dra. Chiara Faraggiana di Sarzana de la Universidad de Bolonia. La investigación que se está llevando a cabo, denominada Proyecto Palamedes, tiene como objetivo crear una edición crítica de los dos importantes manuscritos con los textos griegos recién descubiertos e inexplorados, hechos legibles utilizando las últimas formas de tecnología.

    7. Los arqueólogos pueden haber encontrado la tumba del & # 8216God King & # 8217

    El rey Antíoco 1, gobernante de Comagene desde el 70 a. C. hasta el 36 a. C., un antiguo reino armenio, fue un rey de lo más inusual. Afirmó descender del conquistador griego Alejandro el Grande por el lado de su madre y del rey persa Darío el Grande por el lado de su padre. Pero lo que era particularmente sobresaliente de este rey era su orgullo infalible y su ego exagerado. Antíoco 1 afirmó que tenía una relación especial con los dioses e instituyó un culto real con la clara intención de ser adorado como un dios después de su muerte. Encargó la construcción de un magnífico santuario religioso en el monte Nemrut (Nemrud Dagi), una montaña de 2.100 metros de altura donde la gente podía acudir y rezarle. Antíoco quería que su santuario estuviera en un lugar alto y santo, cerca de los dioses para estar en rango con ellos, y lo suficientemente alto para que todo el reino pudiera verlo y recordarlo. En la cima del Monte, los trabajadores construyeron una tumba en forma de pirámide donde el rey Antíoco pidió ser preservado por toda la eternidad. Una inscripción se refiere a la cumbre como un lugar de descanso sagrado donde Antíoco, el & # 8216 dios rey & # 8217 sería enterrado y su alma se uniría a las de otras deidades en el reino celestial. Poco se había recuperado o excavado del gran montículo en la cima del monte Nemrut hasta hace poco, cuando un grupo de arqueólogos utilizó un radar de penetración en el suelo para examinar el sitio. Descubrieron una cámara con forma piramidal con un objeto en forma de caja (de unos 6 pies de largo) en el centro. ¿Podría ser este el sarcófago y el lugar de descanso final de Antíoco, el rey dios? Parece muy probable. Los arqueólogos ahora esperan con anticipación el permiso de las autoridades turcas para excavar el sitio.

    6. Amazing Discovery revela cómo se construyó China y la Ciudad Prohibida n. ° 8217

    La traducción de un documento de 500 años ha respondido a uno de los mayores misterios que rodean a la Ciudad Prohibida en Beijing, China: cómo los pueblos antiguos lograron transportar piedras que pesaban más de 330 toneladas en 70 kilómetros. Hasta ahora se creía que se transportaban sobre ruedas, sin embargo, el documento antiguo ha demostrado que este no era el caso en absoluto. La Ciudad Prohibida es el palacio imperial que alguna vez fue el hogar de los emperadores de China durante las dos últimas dinastías imperiales, la dinastía Ming y la dinastía Qing. Construido entre 1406 y 1420, el complejo consta de 980 edificios y cubre 720.000 m2. Una gran cantidad de piedras enormes fueron extraídas y transportadas allí para su construcción, la más pesada de las cuales pesaba más de 220 toneladas y habría pesado más de 330 toneladas antes de fragmentarse. El texto antiguo reveló que las piedras gigantes fueron deslizadas desde una cantera a 70 kilómetros de distancia en trineos especialmente construidos, arrastradas por caminos resbaladizos de hielo húmedo por un equipo de hombres durante 28 días. Los trabajadores cavaron pozos cada 500 metros para que el agua se vierte sobre el hielo para lubricarlo, lo que facilitó el deslizamiento de las rocas.

    5. Extensa red subterránea antigua descubierta en toda Europa

    Los arqueólogos descubrieron miles de túneles subterráneos de la Edad de Piedra, que se extendían por Europa, lo que dejó perplejos a los investigadores en cuanto a su propósito original. El arqueólogo alemán Dr. Heinrich Kusch, en su libro & # 8216Secrets of the Underground Door to an Ancient World & # 8217, reveló que los túneles se excavaron literalmente bajo cientos de asentamientos neolíticos en toda Europa y el hecho de que tantos túneles hayan sobrevivido 12.000 años indica que el La red original debe haber sido enorme. En toda Europa había miles de ellos, desde el norte de Escocia hasta el Mediterráneo. Los túneles son bastante pequeños, miden solo 70 cm de ancho, lo que es suficiente para que una persona se arrastre. En algunos lugares hay habitaciones pequeñas, cámaras de almacenamiento y áreas para sentarse. El descubrimiento de una vasta red de túneles indica que los humanos de la Edad de Piedra no solo pasaban sus días cazando y recolectando. Sin embargo, el verdadero propósito de los túneles sigue siendo un tema de especulación. Algunos expertos creen que fueron una forma de proteger al hombre de los depredadores, mientras que otros creen que fueron una forma para que las personas viajen de manera segura, protegidas de las duras condiciones climáticas o incluso de las guerras y la violencia. Sin embargo, en esta etapa, los científicos solo pueden adivinar, ya que los túneles aún no han revelado todos los secretos del pasado.

    4. Un cáliz de 1.600 años muestra que los romanos usaban la nanotecnología

    El misterio que rodea a un cáliz romano verde jade de 1.600 años de antigüedad y por qué aparece rojo cuando se ilumina desde atrás ha sido resuelto por científicos que descubrieron que parece contener nanopartículas de plata y oro. La Copa Licurgo, como se la conoce por su representación de una escena que involucra al rey Licurgo de Tracia, desconcertó a los científicos desde que el Museo Británico adquirió el cáliz de vidrio en la década de 1950. No pudieron entender por qué la taza parecía verde jade cuando se iluminaba desde el frente, pero roja sangre cuando se iluminaba desde atrás. El misterio se resolvió cuando investigadores en Inglaterra examinaron fragmentos rotos bajo un microscopio y descubrieron que los artesanos romanos eran pioneros de la nanotecnología: impregnaron el vidrio con partículas de plata y oro, molidas hasta que tuvieran un diámetro de 50 nanómetros. menos de una milésima parte del tamaño de un grano de sal de mesa. La mezcla exacta de los metales anteriores sugiere que los romanos habían perfeccionado el uso de nanopartículas. Ahora parece que la tecnología supersensible utilizada por los romanos podría ayudar a diagnosticar enfermedades humanas o identificar peligros biológicos en los controles de seguridad.

    3. La tecnología láser reveló nuevas características sorprendentes de Angkor

    Utilizando la última tecnología de vanguardia, los arqueólogos que estudiaron Angkor Wat en el noroeste de Camboya hicieron algunos descubrimientos sorprendentes, más significativamente que la antigua capital del Imperio Khmer era mucho más grande de lo que se pensaba. Angkor, la famosa capital del sudeste asiático y el mayor imperio antiguo más grande, ha sido estudiada intensamente por los arqueólogos durante décadas, tanto que no se pensó que quedaba mucho por encontrar. Pero las últimas investigaciones han demostrado que la ciudad antigua tenía muchos más secretos que revelar. Un equipo de investigación aplicó un escaneo LiDAR de alta tecnología para obtener una representación visual del paisaje de Angkor Wat debajo de las áreas densamente boscosas. Lo que encontraron fue extraordinario. Descubrieron que la ciudad se extiende por 35 kilómetros cuadrados, en lugar de los 9 kilómetros que se habían cartografiado previamente desde el suelo, y descubrieron que Angkor era una ciudad increíblemente bien pensada. Las calles discurrían en una cuadrícula exactamente al este / oeste o norte / sur. Cada cuadra de la ciudad se midió exactamente 100 metros por 100 metros, con 4 viviendas y 4 estanques rectangulares, cada estanque ubicado al noreste de cada vivienda. Las viviendas, elevadas sobre montículos de tierra, eran más altas que los campos de arroz circundantes, presumiblemente por lo que no se inundarían durante la temporada de lluvias. Las carreteras también estaban elevadas. Otros hallazgos peculiares incluyen una serie de características que parecen ser terraplenes, pero en capas en un patrón en espiral. En esta etapa, no está claro exactamente para qué se utilizaron.

    2. Increíble descubrimiento que revela el lugar de nacimiento de Buda

    En lo que se convertirá en uno de los descubrimientos más importantes de Nepal en décadas, los arqueólogos han encontrado el lugar de nacimiento de Buda y, por lo tanto, los orígenes del budismo. Este es el primer hallazgo arqueológico directamente relacionado con la vida de Buda. El descubrimiento pionero se realizó después de excavaciones dentro del templo sagrado Maya Devi en Lumbini, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, que durante mucho tiempo se creyó que era el lugar de nacimiento de Buda. Debajo de una serie de templos de ladrillo, el equipo de investigación encontró una estructura de madera del siglo VI a. C. con un espacio abierto en el centro, que se vincula con la historia de la natividad de Buda. Aún más sorprendente fue la evidencia de raíces de árboles y un santuario de árboles, lo que apoya la & # 8216mitología & # 8217 budista de que el nacimiento tuvo lugar debajo de un árbol. La tradición budista sostenía que la reina Maya Devi, la madre de Buda, lo dio a luz mientras se aferraba a la rama de un árbol dentro del jardín Lumbini. Ahora los investigadores creen firmemente que el espacio abierto en el centro de la estructura de madera contenía el mismo árbol al que se aferró la reina Maya Devi cuando el Buda Guatama entró en el mundo.

    1. El misterio del rey Tutankamón y la muerte de # 8217 se resuelven después de más de 3.000 años

    Es uno de los mayores misterios del mundo antiguo y cómo murió el niño faraón egipcio Tutankamón. Las teorías van desde un asesinato violento hasta la lepra e incluso la mordedura de una serpiente. Pero ahora, 91 años después de su descubrimiento y 3.336 años desde su muerte, un nuevo análisis sorprendente sobre los restos de Tutankamón reveló qué fue lo que mató al niño rey, el undécimo faraón de la XVIII dinastía de Egipto. El notable nuevo análisis reveló evidencia sustancial que sugiere que el faraón murió después de ser golpeado por un carro a toda velocidad, y que un proceso de embalsamamiento apresurado hizo que su cuerpo momificado se quemara espontáneamente en su sarcófago. Las pruebas revelaron que la carne de Tutankamón se había quemado y las pruebas químicas revelaron que esto ocurrió mientras estaba sellado dentro de su ataúd. Los investigadores descubrieron que los aceites de embalsamamiento combinados con oxígeno y lino provocaban una reacción química que "cocinaba" el cuerpo del rey a temperaturas de más de 200ºC. El Dr. Chris Naunton dijo: "La carbonización y la posibilidad de que una momificación fallida hiciera que el cuerpo se quemara espontáneamente poco después del entierro fue completamente inesperada, algo así como una revelación".


    Lo que necesita saber sobre la ciudad perdida de los gigantes desenterrada en Ecuador

    Se cree que el descubrimiento de la "Ciudad Perdida de los Gigantes" en Ecuador, es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XXI. Pero este increíble descubrimiento no solo es de gran importancia, es uno de los muchos hallazgos que han sido "omitidos" por los principales investigadores de todo el mundo.

    Antiguas leyendas en Ecuador hablan de una época en la que había gigantes caminando sobre la Tierra, una época en la que estos seres crearon enormes ciudades megalíticas, que miles de años después han sido consumidas por la naturaleza.

    En este artículo, echamos un vistazo más de cerca a este increíble hallazgo repasando los detalles más importantes sobre esta enigmática ciudad megalítica.

    Una leyenda que se convirtió en realidad.

    Incluso antes de descubrir la antigua ciudad megalítica, muchas leyendas locales hablaban de una época en la que increíbles seres GIGANTES habitaban la remota región de Ecuador. Estos gigantes crearon sitios megalíticos, y esta antigua ciudad es solo una de las muchas que se encuentran en la región.

    Para encontrar la ciudad perdida de los gigantes, un grupo de exploradores se asoció con los lugareños que estaban muy conscientes y sabían que esta antigua ciudad era, de hecho, real.

    Los aborígenes llevaron al grupo de exploradores al sitio que consideran verdaderamente sagrado, y las tribus locales se reunieron en la ciudad de los gigantes para celebrar a los espíritus poderosos que, según la leyenda, aún habitaban el sitio megalítico.

    Según los informes, cuando el grupo de investigadores llegó a la ciudad perdida de los gigantes, descubrieron un conjunto de estructuras megalíticas, la más grande de ellas tenía 260 pies de alto por una pirámide de 260 pies de ancho en un ángulo irregular.

    Se cree que la enorme estructura piramidal fue hecha por enormes rocas que pesaban no menos de dos toneladas.

    Ubicada en la parte superior de la pirámide hay una piedra plana y pulida que se cree que se usó como soporte ceremonial o de sacrificio. Parece una pared pavimentada, una antigua calle o plaza con un ángulo de 60 grados, quizás el techo de una gran estructura, dijo el arqueólogo franco-estadounidense Benoit Duverneuil. Muchas de las piedras estaban perfectamente alineadas, tienen bordes afilados y parecen haber sido esculpidas por manos humanas.

    Según el grupo de investigadores que descubrió la enigmática pirámide gigante, el cuerpo de la estructura aparentemente estaba cubierto por líquenes, a pesar de que las rocas visibles restantes revelaron una capa gruesa de material "impenetrable" que mantenía las piedras unidas.

    Una de las terrazas rectangulares encontradas. Observe los bordes afilados.

    Muchos creen que este material misterioso es evidencia del primer material "similar al concreto" utilizado en Mesoamérica.

    Sin embargo, las estructuras encontradas en la ciudad de los gigantes no fueron los descubrimientos más impresionantes. Según los arqueólogos, los descubrimientos más importantes realizados en el sitio fueron las extrañas "herramientas manufacturadas" de gran tamaño que permanecieron en el sitio durante un tiempo incalculable, mezclándose con la naturaleza. El tamaño de las herramientas haría imposible que los humanos las usen.

    Según Bruce Fentom, escritor, investigador y miembro del equipo que encontró esta supuesta ciudad de gigantes, esta es la evidencia definitiva que prueba que los Gigantes habitaron la Tierra en el pasado distante y construyeron ciudades y estructuras increíbles: Lo que realmente apunta hacia esta habitación. habiendo albergado la misma raza de gigantes si la presencia de martillos extremadamente sobredimensionados, o al menos los martillos de piedra, dijo.

    Suponiendo que estuvieran unidos a mangos de madera dura, tendrían un tamaño y un peso increíbles, lo que haría que su uso como herramientas no fuera práctico para un Inca típico o un indio indígena, estos seres generalmente medían alrededor de cinco pies más o menos ".

    Los estudiosos de la corriente principal creen que la ciudad es inexistente. Curiosamente, a pesar de los numerosos descubrimientos, en 2013, cuando el Ministerio de Cultura ecuatoriano envió a sus representantes a investigar la ciudad perdida de los gigantes. Concluyeron que el edificio en forma de pirámide no era más que una formación natural.


    El Recinto Polivalente de Pucará de Rumicucho

    El Pucará de Rumicucho es parte de una cadena de fortalezas incas que muestran su expansión y dominio militar sobre las tierras capturadas. La infraestructura militar inca incluía a menudo caminos, puentes, tambos (posadas o lugares de descanso) y pucaráes (fortalezas). El Pucará de Rumicucho fue construido como un centro de control militar en el territorio de Quito, ayudando a avanzar en la conquista de los pueblos Cayambe y Caranqui.

    Aunque se podría decir que la fortaleza de Rumicucho se construyó durante el período Inca, los arqueólogos creen firmemente que el sitio fue utilizado antes de la invasión inca de Ecuador. La evidencia arqueológica sugiere que también pudo haber sido utilizado por los Caranquis, Quitus, Panzaleos y Cuasmal preincaicos. Otra explicación para los artefactos preincaicos es que los incas que vivían en el sitio compartían el espacio con las comunidades locales.

    Los arqueólogos han dividido el sitio de Rumicucho en tres secciones para diferentes usos basados ​​en sus descubrimientos. Está la sección ceremonial en la tercera terraza, un espacio ritual y de consumo de alimentos en la primera y segunda terrazas, y se cree que el resto del espacio fue utilizado para talleres y vivienda.


    Historia oculta revelada: esqueletos GIGANTES de 7 metros de altura en exhibición (video)

    El padre Carlos Vaca, sacerdote católico, guardó durante décadas los restos de esqueletos de inmenso tamaño. La mayoría de los fragmentos óseos, de seres que tenían una altura de alrededor de 7 metros, fueron recuperados, de un sitio llamado “Changaiminas” en Ecuador. Curiosamente, Changaiminas traducido significa "cementerio de dioses".

    Hay innumerables historias de increíbles descubrimientos que se han realizado en todo el planeta. Curiosamente, Ecuador alberga muchos hallazgos extraños. Uno de los descubrimientos recientes más populares es la llamada ciudad perdida de los Gigantes, que fue encontrada por un grupo de exploradores en la selva ecuatoriana.

    Además de la ciudad misteriosa, en el pasado se han encontrado esqueletos de inmenso tamaño en diferentes partes del Ecuador. En el sur de Ecuador, cerca de la frontera con Perú, la gente ha encontrado todo tipo de cosas extrañas. Según los informes, los expertos han recuperado huesos y esqueletos que son similares a los humanos solo que mucho más grandes en tamaño.

    Muchos de estos esqueletos y huesos permanecieron ocultos al público en colecciones privadas de todo el mundo.

    Tenga en cuenta que las imágenes del gigante en pie son la reconstrucción de los fragmentos que se encontraron en Ecuador en los años 60 y se pueden visitar en el Mystery Park en Interlaken - Suiza, desde 2004.

    Se cree que uno de los guardianes más famosos de los ‘esqueletos gigantes’ fue el padre Carlos Miguel Vaca, quien guardó hasta su muerte en 1999, varios huesos y fragmentos desenterrados de un sitio llamado “Changaiminas” en Ecuador. Curiosamente, Changaiminas traducido significa "cementerio de dioses".

    El Padre Carlos Miguel Vaca Alvarado nació el 25 de agosto de 1912 en Loja, Ecuador. Fue párroco de la parroquia de Changaimina en la provincia de Gonzanamá Loja en Ecuador.

    El padre Carlos Vaca fue un sacerdote católico, músico y arqueólogo que descubrió en 1965, coincidentemente el mismo año de la expedición de Juan Moricz en la cueva de Tayos y el descubrimiento de un mundo subterráneo, un asentamiento arqueológico de esqueletos GIGANTES que luego fueron exhibidos en su museo. , ubicado en Changaimina, conocido como el “Museo del Padre Vaca” donde guardaba numerosos objetos que fueron descubiertos en los terrenos propiedad del señor Luis Guamán.

    La colección incluyó huesos de gigantes de supuestamente siete metros de altura que habitaron Ecuador y otras partes de América hace miles de años.

    La colección también estaba compuesta por extraños utensilios, minerales y compuestos de “propiedades mágicas”, que según muchos autores explicarían numerosos misterios arqueológicos que aún no han sido descifrados.

    Algunos de los fragmentos de hueso se enviaron supuestamente al instituto Smithsonian para su posterior análisis. Los informes de los esqueletos y su paradero fueron transmitidos en un programa de televisión en Ecuador, dirigido por el reconocido director Alfonso Espinosa De Los Monteros.

    Después de la muerte del padre Vaca, curiosamente como sucedió con el museo del padre Crespi, su contenido fue saqueado.

    Además, además de los esqueletos de inmensas proporciones, los investigadores han descubierto muchos más lugares curiosos en Ecuador. La Ciudad Perdida de los Gigantes es uno de ellos.

    Según un artículo del sitio web Earth4All escrito por Bruce Fenton, uno de los descubridores:

    En 2012, un grupo de aventureros ecuatorianos fueron conducidos a la selva para buscar la estructura que habían visto en una fotografía antigua. En el primer intento se perdieron, pero el destino dio un giro afortunado, en realidad tropezaron con un segundo sitio megalítico, una extraña plataforma de piedra situada al borde de un pequeño río. Esparcidos por el suelo de la jungla y en el agua misma había una multitud de artefactos y objetos de piedra de ingeniería humana. Hasta ahora, estos artefactos no se han emparejado con ninguna cultura conocida e incluso sus funciones anteriores siguen siendo un misterio en su mayor parte. Poco después de esto, el mismo grupo lanzó un segundo intento por el muro megalítico en su fotografía, esta vez llegando con éxito al sitio.

    Gracias a nuestros propios esfuerzos por hacer que el público sea consciente de este increíble descubrimiento (o incluso redescubrimiento), las imágenes y los videos de la expedición y de otros que siguieron han enviado ondas de choque a la comunidad arqueológica mundial. Ningún experto ha podido ofrecer una explicación sobre quién podría ser el responsable de este sitio ni cuándo podría haberse construido. Sencillamente, no es razonable pensar que estos sitios se construyeron en el peligroso interior de los Llanganates, sino que tiene sentido asumir que las estructuras se construyeron en un momento en que la jungla no estaba presente y desde entonces han estado cubiertas de maleza. Entonces, la pregunta es si esto podría ser hace siglos, ¡o mucho más probablemente muchos milenios en nuestro pasado!


    Ecuador expone los esqueletos de una raza de gigantes siete veces más grande que el humano normal

    Carlos Miguel Vaca Alvarado, de la parroquia de la localidad de Changaiminas, Ecuador, fue toda su vida un apasionado de la arqueología, y esto lo llevó a descubrir un grupo de diferentes esqueletos humanos gigantes. Los huesos tenían 7 metros de altura y se han encontrado en las montañas de la zona del Amazonas.

    Siete fragmentos del esqueleto fueron analizados a fondo por muchos expertos que llegaron a la conclusión de que estas piezas son parte de un esqueleto humano siete veces más grande que un ser humano moderno normal.

    Según las leyendas, esta región era conocida como “el cementerio de los dioses” ya que en la antigüedad esta zona estaba habitada por gigantes. Los expertos creen que este lugar es la ciudad perdida de los Gigantes, se descubrieron muchas pirámides y su tamaño alcanzó los 80 metros de altura y 80 metros de ancho.

    At the same time, around the pyramids were found stone-carved objects which were probably used for mining. According to researchers, this place belonged to an unknown and mysterious pre-Inca culture.

    Since several pieces of evidence of giant skeletons have been found all around the world, as it was the case in Romania a few years ago, we can deduce that giants inhabited all regions of the world.

    VIDEO:


    Another Block in the Wall: Uncovering an Ancient Underground Tunnel Entrance in NSW Australia

    My team and I have been, and returned, to many sacred and historic sites that have been ruthlessly vandalised. Unfortunately, the wanton disregard of Original engravings and stone arrangements, some thousands and often tens of thousands of years old, is so much a part and parcel of archaeology in Australia. So commonplace is this desecration of well known or easily found sites, that our first priority has always been focused around preventing this outrageous disrespect what the archaeology means and who was responsible for it must always take a back seat to its preservation.

    For this reason, on occasions, I have been deliberately obscure when supplying details in relation to situation and geography. But fortunately, the site I will discuss today will never be vandalised. Its series of tunnels and what lays beyond would never have been found by us, or anyone else. It is only because artefacts researcher and spiritual archaeologist Klaus Dona sent us a photograph with the specific location marked out, that we were now standing on this extraordinary site. Access to the site is not difficult that would be a gross understatement. There are extremely steep slopes to negotiate and an entrance that betrays nothing to either the trained or untrained eye, except that to advance forward is fraught with real and present danger.

    Our first investigation was far briefer than what was needed, but we had two sites to examine on that day and as this one was the unknown part of our day, more time was dedicated to the other site which promised tangible returns. Even getting to this site was a distraction of some magnitude, maintaining balance while descending was a feat of its own. But the final stride to gain entrance was a thought-provoking effort a four metre drop with no less than two metres to straddle across to the only foothold, followed by swinging the other foot up the slope aiming at the dirt floor at the front of the tunnels. It was an action deserving of some forward planning. Fortunately those aboard were agile of foot and adventurous of spirit, and all of us managed to negotiate the divide.

    With the exception of myself the rest of the party were focused on finding an entrance of some sort. From the information we were provided, we knew the tunnel led deep inside, but we also saw the impact and damage caused by the mass of rock above – which was literally sliding down the hill and into this complex. By our estimation the there were two shafts/tunnels, one I could (being the thinnest) manage to get in nearly 10 metres before it narrowed to no more than 10 centimeters. I could see that the gap continued inwards and appeared uniform and quite long, but no-one in our group could advance any further.

    The rest of the team were not deterred and sought out other means of entrance, but I went back to one section of the tunnel which measured close to 5 metres. We were all agreed that the wall was so similar to the ancient walls in Chile and Peru. The joins were so precise, only the thinnest of twigs could be inserted 15 maybe 20 cms inside the widest gap between these shaped rectangular sandstone blocks. There are four horizontal layers of sandstone blocks, each layer laid perfectly flat with a flat sandstone shelf of considerable dimensions and tonnage sitting on this supporting wall. I tried to identify a possible geological process that could create such a complex and intricate alignment and came up empty every time.

    In some respects our limited time on site was a blessing as I really had nothing to offer bar trying to make sense of what was obviously a wall built to take the weight of the rock shelf, along with the huge accumulation of shaped rocks with sharp edges, flat faces and ninety degree angles. The technology needed to construct it cannot be found in any Original tool-kit, or so the experts claim. Either way for now, it was time to walk away and return to measure and analyse another day. Which I did.

    It took another four months before the timing and finances allowed a return visit. Getting to the entrance seemed even more dangerous than before, or I was getting older. Despite a decidedly longer pause – heightened by visions of what a poorly placed right foot could lead to, coupled with the apparent ease with which my companion on site, casually breached the chasm – I did remain in tact and vertical.

    This time there was no intention to find a way in, all we were interested in was that one wall anything else that may crop up was merely an afterthought. Since our last visit the damage created due to compression from above was even more evident. As before so many of the rocks laying on the floor and positioned above, sometimes precariously, were shaped and cut, but this was more of the same and only reinforced what we already knew to be true that this construction was not a natural formation.

    The wall was still there and none the worse for wear, but that will change in time. The biggest shock was my inability to perform more than one task. It was so obvious the other three walls were always there. What wasn’t immediately apparent was how alike the walls actually were the angles and measurements denied anything other than a precision and repetition that could only come about through human hands and a metal blade.

    The three base rocks vary close to 300 cms in length, but in height there is no more than a one centimeter difference. Wall 3 is 190 centimetres high, Wall 2 is exactly the same and Wall 1 is one centimeter smaller at 189 centimetres. It is remotely possible that this is merely a coincidence, but there is more than one match at hand. Wall 1 and Wall 2/4 form what we suspect to be the main entrance, the floor between is almost perfectly level, as is the rock shelve above. As such, it should come as no surprise Wall 1 measures 293 centimetres in height, while Wall 2/4 is one centimeter shorter at 292 centimetres.

    Being beneath and outside the main entrance, thus possibly acting more as a support for the two inner walls, Wall 3 is down the slope and had to be built higher to support the weight of the 180 degree flat roof. This wall is 317 centimetres high and 354 cms in length. Being the furthest from the massive block of sandstone pushing against Wall 1, Wall 3 exhibits the least damage. All four layers of blocks that make up Wall 3 are complete, the bottom foundation stone is 354×190 cms, and the three layers above are basically of the same dimensions. The stone above the base block measures 354×40 cms, above that it is 354×43 cms, and the top stone, which takes the considerable weight of the sandstone above, is almost identical measuring 354×44 cms. Each shaped block is level top and bottom, creating an almost seamless join.

    To begin with, Wall 2 was all there was, and as it was with Wall 3, was made up of four layers. Constructed two metres up the slope, the foundation stone is exactly the same height as Wall 3 but 46cms longer (400×190). In total the wall is 292 cms high and 489 cms at its longest point. The three horizontal layers above are not as high as those in wall 3 and need to compensate for the 25 cm rise in the floor level so that this wall can share the load with Wall 3 of the flat sandstone shelf/ceiling. The second level is made of two blocks, one 44 cmsx21 cms and the adjoining block 182 cmsx21 cms. The third layer is made up of five rectangular rocks, 20×15 cms, 25×15 cms, 59×15 cms, 65×15 cms and 77×15 cms. Being quite narrow it is quite possible there may have been two or maybe three blocks when originally constructed, but due to age and slippage above these rocks could have cracked and split. The two capstone rocks above are much thicker and obviously separate to begin with, measuring 264×66 cms and 285×66 cms.

    Of particular interest, and what was originally the primary focus of this excursion into country, was that the lines and seams evident on the face of Wall 2 span around the corner and along the face of Wall 4. It is for that reason we saw no purpose in measuring this wall, they are identical to Wall 2. Moreover, we detected between layer two and three what looks suspiciously like mortar.

    As we downed tools and pencils and began to walk away, we did so with mixed emotions and an uneven scorecard. Although fully satisfied with what was measured, recorded, drawn and deduced, when we paused and looked back, my companion and I both felt compelled to raise the same issue: the incredible weight of the overlaying sandstone shelf sitting atop three supporting walls. Flat is flat, and 180 degrees is 180 degrees sitting on a 45 degree slope. The three walls take the weight evenly and the rocks share angles, edges numbers well beyond the realm of coincidence.

    The real problem for any critic claiming this is all an unusual instance of natural geological processes, is that the degree of the descent (approximately 45 degrees) is in contradiction with three straight parallel walls and the quantity of rocks with straight lines and right angles. If hundreds of tonnes of sandstone was sliding down the hill, any stationary rock, no matter what the size, will experience pressure in greater degrees increasing from bottom to top. As such, any resulting fractures should not run in straight lines and right angles, which must be in direct opposition to the spread of force from above.

    In our opinion there is only question left to determine: before or after? Were the walls built first then the rock platform placed on top, or was the shelf already jutting out, with the walls and tunnels fashioned around and into the existing sandstone? Whatever the answer, it is ancient and was constructed through the application of tools and technology supposedly not present in Australia before the British Invasion.

    Unlike many other sites, the hazards of access and severity of slope (where standing upright unassisted is nigh on impossible) guarantee vandals and those lacking cultural respect will never find this sacred place. The greatest problem is not arrogance but gravity, which has its own agenda. The time will soon come when the remaining ten metres of tunnel will narrow and seal, the wall bearing the brunt of this descent is beginning to crack and crumble, and no doubt Walls 2 and 4 will eroded down the same path.

    In closing, we will briefly examine the most pressing issue: who made this? There is no less than 19.77 metres of wall underneath a massive sandstone shelf that just shouldn’t be there – if standard texts and curricula are correct. At the very least, metal blades and refined masonry skills are essential to its construction, even if it was built on a flat platform. The difficulties in construction are magnified many times over on a slope with such a dramatic incline. We have already identified many artefacts, engravings and constructions in the immediate area that bear an ancient Egyptian influence or input, and it is possible they were responsible. As radical as that may appear, we regard their involvement as the more conservative option.

    When Klaus Dona directed us to this site, we were successful. Then he sent us another out-of-the-way location to investigate, once again another hit and we actually found something even more amazing (I’ll more on that site soon). The problem is… two out of two sounds impressive, but there are over 140 more sites yet to investigate in the same general area. There was something absolutely massive here, a huge complex of which these three walls at this site, the walls and that decidedly odd rock at the other site, are merely an opening gambit. Egyptian? Well it is possible, remotely so, but we are more inclined to look much, much further back in time and to not so readily discount talk of the earlier civilisations of Atlantis and particularly, Lemuria or Mu.

    Irrespective of the merits of our musings, this construction is not natural, not made after the Invasion, but well before, nor could it be created through the use of any version of Original stone and stick technology. These are facts not opinions. What also cannot be denied is that what was built in ancient times at this site in Australia opens up a new page in world history.


    Hidden History revealed: 7-meter-tall giant skeletons on display

    Father Carlos Vaca—a Catholic priest— guarded for decades the remains of skeletons of immense size. Most of the bone fragments—of beings that had a height of around 7 meters—were recovered, from a site called “Changaiminas” in Ecuador. Curiously, Changaiminas translated means “Gods cemetery.”

    There are countless stories of incredible discoveries that have been made around the planet. Curiously, Ecuador is home to many strange findings. One of the most popular recent discoveries is the so-called lost city of Giants which was found by a group of explorers in the Ecuadorian jungle.

    In addition to the mysterious city, in the past people have found skeletons of immense size in different parts of Ecuador. In the southern parts of Ecuador, near the border with Peru, people have found all sorts of strange things. According to reports, experts have recovered bones and skeletons which are similar to humans only much larger in size.

    Many of these skeletons and bones remained hidden from the public in private collections around the globe.

    One of the most famous guardians of ‘Giant skeletons’ is believed to have been Father Carlos Miguel Vaca, who guarded until his death in 1999, several bones and fragments unearthed from a site called “Changaiminas” in Ecuador. Curiously, Changaiminas translated means “Gods cemetery.”

    Father Carlos Miguel Vaca Alvarado was born on August 25, 191, in Loja, Ecuador. He was the priest of the parish of Changaimina in Gonzanamá Loja province in Ecuador.

    Father Carlos Vaca was a Catholic priest, musician, and archaeologist who discovered in 1965—coincidentally the same year of Juan Moricz’s expedition in the Tayos cave and the discovery of an underground world—an archaeological settlement of GIANT skeletons which were later exhibited in his museum,located at Changaimina, known as the “Museo del Padre Vaca” where he kept numerous objects which were discovered in the lands owned by Mr. Luis Guamán.

    The collection included bones of giants of supposedly seven meters in height that inhabited Ecuador and other parts of America thousands of years ago.

    The collection was also composed of strange utensils, minerals, and compounds of “magical properties”, which according to many authors would explain numerous archaeological mysteries that have not yet been deciphered.

    Some of the bone fragments were supposedly sent to the Smithsonian institute for further analysis. Reports of the skeletons and their whereabouts were broadcasted on a television program in Ecuador, led by renowned director Alfonso Espinosa De Los Monteros.

    After the death of Father Vaca—curiously as it happened with the museum of Father Crespi—its contents were looted.

    Please note, the images of the standing giant are the reconstruction of the fragments that were found in Ecuador in the 60’s and can be visited in the Mystery Park en Interlaken – Switzerland, since 2004.

    Furthermore, in addition to the skeletons of immense proportions, researchers have discovered many more curious places in Ecuador. The Lost City of Giants is one of them.

    According to an article on the website Earth4All written by Bruce Fenton, one of the discoverers:

    In 2012 a group of Ecuadorian adventurers were led into the jungle to seek out the structure they had seen in an old photograph. On the first attempt they became lost, yet fate took a lucky turn, they actually stumbled on a second megalithic site, a strange stone platform situated on the edge of a small river. Scattered about on the jungle floor and in the water itself were a multitude of artefacts and human engineered stone objects. As yet these artefacts have not been matched to any known culture and even their previous functions remain a mystery for the most part. Soon after this the same group launched a second attempt for the megalithic wall in their photograph, this time successfully reaching the site.

    Thanks to our own efforts to make the public aware of this incredible discovery (or rediscovery even) images and video from the expedition and from others that followed have since sent shock waves through the global archaeological community. No expert has been able to offer an explanation for who might be responsible for this site nor when it could have been constructed. Quite simply it is not reasonable to think these sites were built in the dangerous interior of the Llanganates, rather it only makes sense to assume the structures were built at a time when the jungle was not present and have since been overgrown. The questions is then whether this might be centuries ago, or much more likely many millennia into our past!


    Have explorers in Ecuador found ‘Lost City of Giants'? - Historia

    I’ve done a bit of basic geological research regarding the area. My first thoughts at looking at the rock was it looks like a mudstone. Indeed, the area is know to comprise Paleozoic metasedimentary rocks (see Geology of Ecuador.com). I noted the polygonal-shaped cracks in the rock one of your photographs. This is, of course, quite common in mudstones and happens during moisture-loss. This could be a remnant of the original structure from it’s formation before subsequent diagenesis. My second thought was, looks like it has been recently (geologically-speaking) exposed by some kind of action, perhaps glaciation. I know, seems unlikely in the tropical jungles of Ecuador! Upon investigation, however, the mountainous areas were indeed glaciated during the most-recent Pleistocene Ice Age (1,8 Ma to

    13ka) (see Geology of Ecuador.com). Glaciation of course strips superficial material away and exposes the tougher bedrock. Consequently, it frequently causes polishing, scratches, holes or indentations in the rock surface (hence the possible reason behind the features noted). Furthermore, following the end of glaciation it’s common that glacio-fluvial action, or simply water passing over the surface for long enough will cause areas to become worn away especially where the flow is concentrated. I certainly don’t currently see any convincing evidence that this is anything other than a natural feature, but please do continue to post more photos and other lines of investigation. Regards, Gavin. References: http://www.geologyofecuador.com/Geological_Occurrences.html

    mentioned in this article is a comment that is incorrect and I quote “This is the most inhospitable jungle in Latin America and as far as I can discover it has no indigenous peoples or even any known history of human habitation before modern times.” unquote.
    However there are a handful of indigenous tribes dwelling within the forest and more that are unknown, and as for being “inhospitable” that is surely subjective as human and animal alike live there quite happily that all said and done, a very intriguing discovery has been made there but not for the first time, the Crespi gold for example.

    It is not surprising, given that the Ecuadorian government wish to allow drilling for oil in the Ecuadorian Amazon national park area, that they conclude the site to be naturally formed.

    oops! typo above should read “crespi gold”

    Located in Bahia de Caraquez, Manabi, Ecuador

    While I’m certainly disappointed at hearing that the conclusion of the official government expedition was that the site is “natural”(really? Nature made those stone tools too, did it? Needed ’em to build the wall, obviously), I have to say I’m not surprised. In your earlier articles on this subject, I was a bit startled at what I thought was a somewhat naive unquestioning trust of government officials. Such people are just as likely(or not) as anyone else to be inclined use their public position to pursue personal interests to the detriment of their public responsibilities but because being part of the government makes them much less likely to be caught, they are far more likely to fall to the temptation…assuming they didn’t pursue a government postition specifically for that purpose in the first place.
    Someone commenting earlier mentioned the area of jungle in question is supposrd to be leased for oil exploration, but this article says the ruins are actually on private land. Who owns the land and when was it purchased? And is the area of government owned land where the oil exploration is to take place bordering on the private property containing the ruins? If so, it would make sense why it is judged natural…ruins in the area might jeopardize the deal, endangering the prospects for recieving large monthly fees, and bribes, etc.
    There’s also the possibility that a government functionary in charge of overseeing the country’s archaeological sites may be directly involved in the black market sale of artifacts, similar to Zahi Hawass of Egypt, who’s public statements and official decisions in many things apoeared nonsensical in the extreme if one assumed he was honest.
    Also there is the possibility of their being an “academic” motive for seeing the site as natural…it is in a part of the world where, paradoxically, the greater the skill and tech that would have been required to build it, the more likely it is that mainstream academia is going to want to say it is a natural formation, and aim their explorations and observations in that direction.

    You raise any good points. I am certainly suspicious of the motives behind this natural categorization of the site.

    The find is intriguing to say the least. Large tools and Lost City of the Giants only adds to the mystery. Of world origins of the past inhabitants leaves much room for speculation. Lord Pyes Everything we know about our origins is wrong and Forbidden Archeology attests to that. As does DNA research and origins of humans. But life can be much stranger than fiction. Personal experiences in my own life have verified that on several occasions. I am planning to move to Ecuador and hope to one day visit that site

    More direct, to the point, for me however is any traces that may exist relating to agriculture. As a Global Agro-Ecology/Permaculture Consultant this is my area of expertise and passionate interest.

    Anything new? It’s been a year and a half since your last comment/update.

    Get Discovery channel involved see if “The search for lost giants ” team. Will help they have a scientist that can help you.

    How about using LiDAR as done in Central America and Angkor Wat?

    ¡Maldita sea! I am in Ecuator now. If I was younger, I’d love to visit this site. How about setting up a tourist tour to raise some money? Or worried the site might get damaged?
    Volunteer work? As for the pyramid in Bosnia?

    We have been to the Ecuadorian jungle many times with many different types of travelers. The question of how hospitable it is depends on the individual. I have seen wealthy folks stepping in the jungle for the very first time absolutely loving it and some hating it. There are also many tribes in this jungle. These are just some things that needs pointing out and correction.

    Faye,
    I am very specific here and saying that the Llanganatis area is inhospitable and that there are no tribes in that region of jungle. I am very aware that there are areas of jungle in Ecuador with tribes and that can easily be visited. The Llanganatis is known to be among the most dangerous stretches of jungle on earth, much of it is swamps, it can become incredibly cold at night (towards freezing), is often covered in near impenetrable fogs and mist. A large number of explorers have died there. For much of the year even experienced guides won’t go in.

    I am not talking about a jungle lodge in Puyo, this is a raw dangerous stretch of land that no tribe lives in – humans can’t survive there.


    Ver el vídeo: Ciudades perdidas que actualmente existen (Enero 2022).